Pasos de fisioterapia para el dolor de espalda

physiotherapy 7069919 960 720

Si usted es como la mayoría de la gente, probablemente experimente dolor de espalda en algún momento de su vida. Puede estar causada por cualquier cosa, desde una mala postura hasta una lesión deportiva, y puede ser difícil de tratar con eficacia. Ahí es donde entra la fisioterapia. Los fisioterapeutas son expertos en ayudar a las personas a reducir y controlar el dolor de espalda.

En esta entrada del blog, proporcionaremos una guía completa de los pasos de fisioterapia para aliviar el dolor de espalda. Siga leyendo para saber más.

Causas del dolor de espalda

Hay muchas causas posibles de dolor de espalda, que pueden agruparse en tres categorías principales: problemas mecánicos con la columna vertebral, problemas con los músculos y ligamentos que la sostienen y problemas con los nervios que la irrigan.

close up man rubbing his painful back isolated white background 1150 2934

Problemas mecánicos de la columna vertebral:

La columna vertebral está formada por una columna de huesos apilados. Así, entre las vértebras hay discos que actúan como cojines, y también hay pequeñas articulaciones (articulaciones facetarias) entre cada vértebra. Cualquiera de estas estructuras puede ser una fuente de dolor de espalda si no funcionan correctamente. Por ejemplo, si uno de los discos se daña, puede abultarse hacia fuera (hernia) y presionar un nervio cercano.

Esto puede causar dolor, entumecimiento o debilidad en la pierna. Si las articulaciones facetarias se vuelven artríticas (un problema común con la edad), también pueden convertirse en una fuente de dolor. La columna vertebral también tiene una serie de músculos y ligamentos unidos a ella, y éstos también pueden ser una fuente de dolor de espalda si se tensan o lesionan.

Problemas con los músculos y ligamentos:

Los músculos y ligamentos que sostienen la columna vertebral también pueden ser una fuente de dolor de espalda. Si están tensos o lesionados, puede experimentar dolor en la espalda y posiblemente también en los propios músculos.

Problemas con los nervios que irrigan la espalda:

Los nervios que irrigan la espalda también pueden ser una fuente de dolor de espalda. Si se comprimen o irritan, puede experimentar dolor, entumecimiento o debilidad en la pierna. Hay muchas causas posibles de dolor de espalda, y puede ser difícil determinar la causa exacta.

Tipos de dolor de espalda

4dfc63bb dbd4 4b1b a222 89afafcbd174

Hay dos tipos principales de dolor de espalda: agudo y crónico.

Dolor de espalda agudo:

Este tipo de dolor suele aparecer de forma repentina y durar unos días o semanas. Suele ser el resultado de una lesión, como una distensión muscular.

Dolor mecánico:

Este tipo de dolor suele estar causado por un problema en los músculos, huesos o articulaciones de la espalda. A menudo es el resultado de un uso excesivo o de una lesión.

Dolor de espalda crónico:

Este tipo de dolor es más duradero, ya que puede durar varias semanas, meses o incluso años. Puede ser el resultado de una lesión o de una condición de salud subyacente. También hay diferentes tipos de lumbalgia crónica, según la causa:

Dolor nociceptivo:

Este tipo de dolor está causado por daños en los tejidos de la espalda. Puede ser el resultado de una lesión, una inflamación o incluso una hernia discal.

Dolor neuropático:

Este tipo de dolor está causado por daños en los nervios de la espalda. Puede ser el resultado de una lesión, como un nervio pinzado, o de una enfermedad subyacente, como la diabetes.

Diagnóstico del dolor de espalda:

back pain 5308969 960 720

Existen múltiples formas de diagnosticar el dolor de espalda, entre ellas las siguientes:

Pruebas de imagen:

Si su médico sospecha que su dolor de espalda puede estar causado por una hernia discal u otro problema de la columna vertebral, puede solicitar una o más pruebas de imagen. Estas pruebas pueden incluir una radiografía, una resonancia magnética, un TAC o una gammagrafía ósea.

Discograma:

Esta prueba se utiliza para ver si un disco en particular es la causa de su dolor de espalda. En este procedimiento, se inyecta un tinte en el centro del disco y, a continuación, se utilizan radiografías o un TAC para ver si hay alguna fuga de tinte. Si lo hay, puede significar que el disco está dañado.

Examen físico:

Es probable que su médico comience con una exploración física para comprobar si hay signos de problemas en la columna vertebral, los músculos y los nervios.

Mielograma:

En esta prueba, se inyecta un colorante en el espacio que rodea la médula espinal para que ésta y las raíces nerviosas puedan verse con mayor claridad en una radiografía o un TAC.

Estudio de conducción nerviosa y electromiografía (EMG):

Estas pruebas se utilizan para medir la actividad eléctrica de los músculos y los nervios. El estudio de conducción nerviosa mide la calidad de la conducción eléctrica de los nervios, mientras que el EMG mide la actividad eléctrica de los músculos.

Ambas pruebas pueden ayudar a su médico a determinar si tiene problemas con los nervios o los músculos que pueden estar causando su dolor de espalda.

Tratamiento del dolor de espalda

El tratamiento del dolor de espalda depende de la causa del dolor y de si se trata de una lumbalgia aguda o crónica. El dolor de espalda agudo suele desaparecer por sí solo, mientras que el dolor de espalda crónico puede requerir tratamiento médico.

Hay muchos tratamientos diferentes para el dolor de espalda, incluyendo:

– Medicamentos para el dolor

– Visitas de fisioterapia

– Atención quiropráctica

– Terapia de masaje

– Yoga y terapia de ejercicios

– Acupuntura

grilled vegetables 144627 38252

Es posible que tenga que probar varios tratamientos diferentes antes de encontrar el que mejor le funcione. Si el dolor de espalda es intenso, los profesionales sanitarios pueden recomendar una intervención quirúrgica.

Fisioterapia para el dolor de espalda

Seguir una rutina estricta de fisioterapia y el asesoramiento médico profesional puede ayudar en el tratamiento a largo plazo del dolor de espalda crónico. La fisioterapia también puede utilizarse para tratar el dolor de espalda agudo, aunque los tratamientos pueden ser diferentes.

Hay muchos tipos diferentes de fisioterapia, y el mejor tipo para usted dependerá de la causa y la gravedad de su dolor. Su fisioterapeuta diseñará un plan de tratamiento específico para usted.

Los tratamientos de fisioterapia más comunes para el dolor de espalda son:

close up physiotherapist working with patient clinic 1150 15061

Ejercicio:

Esta suele ser la parte más importante de la fisioterapia para el dolor de espalda. El ejercicio puede ayudar a fortalecer los músculos que rodean la columna vertebral, mejorar la flexibilidad y reducir el dolor. Los fisioterapeutas diseñarán un programa de ejercicios específico para usted, basado en sus necesidades.

Terapia de calor o frío:

Esto puede aliviar el dolor y los espasmos musculares. La terapia de calor puede ser en forma de compresas de calor, luz infrarroja o ultrasonidos. La terapia de frío puede ser en forma de bolsas de hielo o crioterapia (aire frío).

Acupuntura:

Terapia manual:

Esto implica el uso de las manos para manipular los tejidos blandos y las articulaciones alrededor de la columna vertebral. Esto puede reducir el dolor y la rigidez, y mejorar la movilidad.

Estimulación eléctrica:

Se trata de un tratamiento que utiliza corrientes eléctricas de bajo voltaje para reducir el dolor. A menudo se utiliza en combinación con otros tratamientos, como el ejercicio.

Esta técnica suele consistir en introducir delicadas agujas en la piel en puntos concretos. Se cree que reduce el dolor al liberar endorfinas (los analgésicos naturales del cuerpo).

La fisioterapia puede ser un tratamiento eficaz para el dolor de espalda, pero es importante seguir los tratamientos y ejercicios recomendados. Si ves que tu dolor no mejora, o si empeora, asegúrate de hablar con tu fisioterapeuta o médico.

Pasos de fisioterapia para tratar el dolor de espalda

Dolor de espalda

1. El primer paso es hacerse un chequeo médico completo para descartar cualquier otra causa potencial de su dolor.

2. Una vez que el médico le haya dado el visto bueno, comience con algunos estiramientos y ejercicios básicos en casa para ayudar a aflojar los músculos de la espalda.

3. Si el dolor sigue sin mejorar, considere la posibilidad de acudir a un fisioterapeuta para realizar ejercicios de estiramiento y fortalecimiento más específicos. Una vez que elija la fisioterapia, hay un par de tratamientos para el dolor disponibles.

4. En algunos casos, la terapia de calor o frío también puede ser útil para aliviar el dolor de espalda.

5. Si sigue sintiendo dolor después de probar estas medidas conservadoras, hable con su médico sobre otros posibles tratamientos, como la terapia de masaje o la acupuntura. Elija a los médicos que prefieren la excelencia sanitaria y asistencial y que siguen las guías de práctica clínica para el tratamiento. La manipulación espinal también puede ser una opción.

Visite «Elevation Health» en Utah para recibir fisioterapia

Si está buscando una clínica de fisioterapia en
Utah
Utah, no busque más que Elevation Health. Nuestro equipo de fisioterapeutas experimentados puede ayudarle a aliviar el dolor y mejorar su movilidad. Ofrecemos una variedad de opciones de tratamiento, incluyendo:

– Programas de ejercicio

– Terapia manual

– Terapia de calor o frío

– Estimulación eléctrica

– Acupuntura

istockphoto 1319031310 612x612 1