Tratamiento de la escoliosis en adultos | Una guía definitiva

istockphoto 1325865614 170667a

Si le han diagnosticado recientemente escoliosis o es un ser querido de alguien que la padece, es posible que se sienta abrumado. En muchos casos, la escoliosis es leve y no requiere ningún tratamiento. Sin embargo, en algunos casos, la escoliosis puede ser grave y requerir tratamiento.

Esta completa guía le proporcionará todo lo que necesita saber sobre el tratamiento de la escoliosis en adultos. Entremos en materia.

Opciones de tratamiento conservador

istockphoto 1355800760 170667a

Algunos procedimientos no quirúrgicos para tratar la escoliosis en adultos son:

1. Trabajar para mejorar la postura

Uno de los principales objetivos del tratamiento conservador de la escoliosis es mejorar la postura. Esto puede ayudar a reducir la curva de la columna lumbar y aliviar parte del dolor asociado a la escoliosis. Su médico o fisioterapeuta puede recomendarle ejercicios y estiramientos específicos para ayudarle a mejorar su postura. También pueden sugerir el uso de un corsé de espalda para apoyar la columna vertebral y ayudar a mantenerla en la alineación adecuada.

3. Estiramientos diarios

Los estiramientos son otra parte importante del tratamiento conservador de la escoliosis. Puede ayudar a mejorar la flexibilidad y la amplitud de movimiento, lo que puede ayudar a reducir el dolor y evitar que la curva empeore. El médico o el fisioterapeuta pueden recomendarle estiramientos específicos. También pueden sugerir que se hagan varias veces al día, sobre todo si se tiene mucho dolor o rigidez.

5. Inyecciones en la columna vertebral

Las inyecciones espinales pueden utilizarse para aliviar el dolor asociado a la escoliosis. Estas inyecciones suelen contener una mezcla de esteroides y anestésicos locales. Se cree que actúan reduciendo la inflamación y adormeciendo los nervios de la zona afectada.

Existen diferentes tipos de inyecciones en la columna vertebral que pueden utilizarse para tratar la escoliosis, entre ellos:

  • Inyecciones epidurales de esteroides: Se inyectan en el espacio epidural, la zona que rodea la médula espinal.
  • Inyecciones en la articulación facetaria: Se inyectan en las articulaciones que conectan las vértebras.
  • Inyecciones de puntos gatillo: Se inyectan en las zonas musculares que causan dolor o espasmo.
  • Inyecciones intradiscales: Se inyectan en los discos que amortiguan las vértebras.

Las inyecciones en la columna vertebral suelen ser seguras, pero conllevan algunos riesgos. Los efectos secundarios más comunes son dolor en el lugar de la inyección, dolor de cabeza y náuseas. Los efectos secundarios más graves, como la infección o las lesiones nerviosas, son poco frecuentes pero pueden producirse.

2. Hacer ejercicios de bajo impacto

4. Analgésicos

En algunos casos, el médico puede recetar medicamentos para ayudar a aliviar el dolor asociado a la escoliosis. Esto puede incluir opciones de venta libre como el ibuprofeno o el paracetamol. Si esto no ayuda, el médico puede recetar analgésicos más fuertes para tratar el dolor de espalda y de piernas.

6. Tirantes para la espalda

Los corsés para la espalda son la forma más común de tratamiento para la escoliosis. Suelen ser de plástico duro y metal, y están diseñados para mantener la columna vertebral en su posición correcta. Dependiendo de la gravedad de su escoliosis, es posible que tenga que llevar un corsé de espalda todo el tiempo o sólo durante ciertas actividades. Los corsés para la espalda pueden ser incómodos, pero suelen tratar eficazmente la escoliosis.

Son más eficaces cuando se utilizan en niños y adolescentes que todavía están creciendo. El uso de un corsé para la espalda no impide que la curvatura empeore, pero puede evitar que aumente. Una vez que el niño deja de crecer, la férula suele dejar de ser necesaria.

Hay diferentes tipos de corsés para la espalda, y su médico le ayudará a elegir el más adecuado para usted.

  • El tipo más común de corsé para la espalda se llama TLSO (ortesis toracolumbosacra). Este tipo de corsé se extiende desde el pecho hasta las caderas y ayuda a mantener la columna vertebral en su posición correcta.
  • Otro tipo de faja para la espalda es el llamado corsé. Los corsés están hechos de materiales más blandos y son menos voluminosos que los TLSO. Dependiendo de sus necesidades, suelen llevarse debajo de la ropa y pueden ajustarse para proporcionar más o menos apoyo.

Los corsés para la espalda suelen combinarse con otros tratamientos, como fisioterapia, ejercicios y medicación para el dolor.

Opciones de tratamiento quirúrgico

photo 1579154491915 611e891d3a5b

En los casos graves, puede recomendarse la cirugía de la escoliosis para corregir la curvatura de la columna vertebral. Esto se suele hacer sólo si otros tratamientos conservadores no han funcionado y la curva está progresando o causando un dolor significativo. La cirugía suele recomendarse a los adultos si tienen una curvatura muy severa que les cause dolor o dificultades en las actividades cotidianas.

1. Fusión por descompresión

La fusión por descompresión es el tipo de cirugía más común para tratar la escoliosis en adultos. Consiste en eliminar parte de las vértebras para aliviar la presión sobre la médula espinal y los nervios. Este tipo de cirugía suele combinarse con una fusión espinal, que utiliza barras metálicas y tornillos para mantener las vértebras en su sitio mientras se curan.

3. Osteotomía

La osteotomía es un tipo de cirugía que consiste en cortar y reposicionar las vértebras. Este tipo de cirugía se utiliza a menudo junto con la fusión espinal.

2. Estabilización quirúrgica

La estabilización quirúrgica es otra opción para tratar la escoliosis en adultos. Este tipo de cirugía consiste en fijar varillas metálicas y tornillos a las vértebras para mantenerlas en su sitio. También puede incluir la fusión de algunas vértebras.

4. Resección de la columna vertebral

La resección de la columna vertebral es un tipo de cirugía que consiste en extirpar parte de las vértebras. Este tipo de cirugía suele considerarse un último recurso cuando otros tratamientos han fracasado.

¿Cuándo es necesario operar?

Algunas personas con escoliosis necesitarán una intervención quirúrgica para corregir la curvatura de su columna vertebral. La decisión de operarse se basa en muchos factores, como la gravedad de la curvatura, la rapidez con la que progresa y si causa dolor u otros problemas.

Las personas que tienen una curvatura leve (menos de 20 grados) y no experimentan ningún dolor u otros problemas pueden no necesitar cirugía y podrían solucionar el problema con un corsé para la espalda (Scolibrace). Sin embargo, tendrán que ser vigilados de cerca por un médico para asegurarse de que la curva no progresa. Las personas con curvas moderadas o severas (más de 20 grados) tienen más probabilidades de requerir cirugía.

El objetivo de la cirugía de escoliosis es detener la progresión de la curva y mejorar la alineación de la columna vertebral. En algunos casos, también se puede operar para aliviar el dolor u otros síntomas. Existen diferentes tipos de cirugía de escoliosis. La mejor opción para cada persona dependerá de varios factores, como la gravedad de la curva y la edad y el estado de salud general de la persona.

istockphoto 1199813210 170667a

Riesgos de la cirugía

Aunque los riesgos de la cirugía de la columna vertebral son relativamente bajos, pueden producirse complicaciones. Entre ellas se encuentran:

1. Pseudoartrosis: Se refiere a la no unión de la fusión de la columna vertebral. Puede provocar el aflojamiento de los instrumentos implantados.

2. Infecciones: Existe un riesgo de infección con cualquier cirugía. El riesgo es mayor en la cirugía de escoliosis porque implica la implantación de varillas y tornillos metálicos en el hueso.

3. Problemas neurológicos: Existe el riesgo de dañar los nervios con cualquier cirugía. En la cirugía de escoliosis, este riesgo aumenta debido a la posibilidad de que se lesionen los nervios que recorren la columna vertebral.

4. Coágulos de sangre: Existe el riesgo de que se formen coágulos de sangre en las venas después de la cirugía. Estos pueden ser peligrosos si se desplazan a los pulmones o al cerebro.

5. Desequilibrio de la columna vertebral: La cirugía de escoliosis puede causar algún desequilibrio en la columna vertebral, lo que provoca dolor o dificultad para caminar.

Preguntas frecuentes

kinesio taping back is effective method treating scoliosis pain clinic with elastic bands 151013 18739

1. ¿Cómo se trata la escoliosis degenerativa del adulto?

La escoliosis degenerativa se trata con varios métodos, dependiendo de la gravedad de la curva y de los síntomas presentes. Los tratamientos no quirúrgicos incluyen el uso de férulas, la fisioterapia y las inyecciones. La cirugía puede ser necesaria para corregir la curvatura si causa dolor u otros problemas.

2. ¿Qué es la estenosis espinal?

La estenosis espinal se produce cuando el canal espinal se estrecha, ejerciendo presión sobre los nervios espinales. Esto puede causar dolor, entumecimiento o debilidad en las piernas y la espalda. La estenosis espinal puede estar causada por cambios degenerativos en la columna vertebral, como los que se observan en la escoliosis degenerativa.

4. ¿Cuál es el tiempo de recuperación de la cirugía?

El tiempo de recuperación de la cirugía varía en función del procedimiento que se realice. Sin embargo, los pacientes pueden esperar permanecer en el hospital durante varios días y luego descansar en casa durante varias semanas. La fisioterapia será necesaria para ayudar a recuperar la fuerza y la movilidad.

3. ¿Cuáles son los riesgos de la cirugía para la escoliosis degenerativa?

Los riesgos de la cirugía para la escoliosis degenerativa dependen del procedimiento que se realice. Sin embargo, los riesgos incluyen hemorragias, infecciones, coágulos de sangre y daños en los nervios. Antes de la cirugía se discutirán los riesgos más específicos.

Conclusión

istockphoto 1182464781 612x612 1

Aunque la escoliosis en los adultos puede ser menos frecuente que en los niños, sigue siendo una afección grave que debe tratarse lo antes posible. En esta guía, hemos descrito todos los tratamientos posibles. Esperamos que esta información le ayude a decidir sobre su tratamiento de la escoliosis y a mejorar su calidad de vida.